Introducción a Python: Asignación y uso de variables

Conoce mi nuevo proyecto: Tutoriales de programación en Programador Plus

Este post es parte del Curso de introducción a Python 3:

  1. Introducción a Python: Porque programar con Python
  2. Instalación de Python 3 y IDLE
  3. Primer programa: “Hola Mundo”
  4. Tipos de datos en Python
  5. Asignación y uso de variables
  6. Valores booleanos
  7. Colecciones de dato en Python: Listas y Tuplas
  8. Condicionales: If, else, elif
  9. Ciclos en Python
  10. Definición y uso de funciones en Python
  11. Importación y uso de módulos en Python
  12. Uso de strings en Python

Introducción

Dentro de los lenguajes de programación, uno de los elementos clave son las variables.

Las variables en programación nos permiten almacenar un valor que puede o no cambiar en el transcurso del programa y reutilizarlo llamando el nombre de la variable. Tienen una gran variedad de usos dentro de la programación: Indicar cuando un valor cambia constantemente dentro del programa, facilitar la legibilidad del código, almacenar información para futuras operaciones, facilitar el despliegue de información, entre otros.

En resumen, las variables son uno de los pilares de cualquier lenguaje de programación. A continuación te mostraré como asignar variables y Python y como utilizarlas dentro de tus programas.

Asignación y uso de variables

Las variables en Python pueden almacenar cualquier valor siempre y cuando sea un tipo de dato valido, es decir, podemos almacenar ints, floats y strings sin ningun problema.

Para asignar un valor a una variable en Python, tan sólo tienes que escribir el nombre de la variable seguido de «=» y el valor que se le asignará. Por ejemplo:

mi_variable = 100

Si lo hacemos en orden inverso, se producirá un error de sintáxis, ya que el nombre de la variable siempre debe ir a la izquierda y a la derecha el valor que se le asignará.

Una variable puede cambiar de valor si así se indica más adelante en el código, por ejemplo, para hacer que mi_variable ahora sea igual a 50, tan sólo tenemos que escribir

mi_variable = 50

A diferencia de otros lenguajes, en Python no es necesario indicar el tipo de dato que tendrá la variable, de igual forma, una característica de los lenguajes interpretados (como Python) a diferencia de los compilados (como C#) es que el tipo de dato de una misma variable puede cambiar durante la ejecución del código, por ejemplo:

mi_variable = 50
mi_variable = 10.0
mi_variable = "abc"

Son todas sentencias validas en el código de Python que no provocaran ningun error.
Aunque esto puede facilitar en algunos aspectos la asignación de variables, si utilizas una misma variable en tu programa con multiples tipos de datos, deberás tener cuidado de no realizar una operación que no sea valida o que resulte en un valor inesperado, por ejemplo, en este caso, no es lo mismo 50*2 que "abc"*2.

En Python no puedes colocar cualquier nombre a tus variables, existen ciertas restricciones, por ejemplo, una variable no puede comenzar su nombre por un número o un caracter especial, como «*». Sólo pueden comenzar por letras y guiones, de igual manera y aunque es posible asignar palabras reservadas como nombres de variables, hacer esto no te permitirá volver a utilizar el proposito original de la palabra reservada, por ejemplo, si hacemos print = 2, ya no podremos utilizar la funcion print() para imprimir mensajes en pantalla.

Ejemplificando el parrafo anterior:

Una cosa a tener en cuenta es que el valor que asigna Python a la variable es el que retorne el dato que escribas, no la expresión en si, por ejemplo:

Como puedes ver, al asignar a*b a mi_variable, el valor de mi_variable es 200, valor que se mantiene aunque cambiemos el valor de a. Para que mi_variable sea igual al nuevo resultado de a*b es necesario volver a realizar la asignación. Gracias a esta propiedad, podemos realizar copias de variables para más tarde modificar su valor individualmente, como se muestra a continuación:

Las variables también pueden almacenar el resultado de funciones:

Finalmente, una variable puede ser igual a si misma con algún cambio, por ejemplo:

Una forma de mejorar la legibilidad de nuestro código es utilizando nombres descriptivos en nuestras variables, por ejemplo, imaginemos que queremos realizar un sencillo programa que nos de algunos datos sobre nuestro calendario.

Salida:

En un año hay 365 dias, en una semana hay 7 dias, y en un año hay 52 semanas.

El código anterior es mucho más legible que el siguiente a pesar que la salida es la misma:

Aunque en esta ocasión la corta extensión del código nos permite conocer sin gran dificultad como es que funciona, al subir la complejidad de nuestros programas esto se volverá una tarea cada vez más dificil, por lo que es importante generar esta buena costumbre.

Conclusión

Ahora has podido conocer como asignar y utilizar variables, además de algunas limitaciones y buenas costumbres a tener en cuenta cuando las utilices. Recuerda utilizar variables cuando sea conveniente para reutilizar valores y facilitar la legibilidad del código.

En la siguiente entrada haremos una pequeña parada para analizar a fondo el uso de los valores booleanos, antes de continuar con las colecciones de datos que nos permiten agrupar varios valores en una sola variable.

Noé Reyes Guerra

Soy un jóven aficionado a la tecnología, felíz usuario de Linux, Firefox y Android, partidario del software libre.

13 comentarios en “Introducción a Python: Asignación y uso de variables”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.